· 32712 Suscriptores · 335 Usuarios Conectados
RSE
RSS
Búsqueda

Articulos

Comunicación para una ciudadanía constructiva

Helena López-Casares Pertusa - 07/06/2012
Visitas: 2951
Secciones:

Management

,

Comunicación

Comunicacion ciudadaníaLas empresas, como agentes influyentes de la sociedad, tienen una función muy destacada en la construcción de una ciudadanía responsable.

Un ciudadano es un individuo al que se le presuponen una serie de características que son básicas para construir una sociedad responsable. El ciudadano es alguien cooperador y colaborador, que tiene en cuenta a los demás, cuida y se preocupa por su libertad, dentro de un sistema ordenado, y desea contribuir al desarrollo del entorno.

Estas cualidades se pueden extrapolar a la comunicación porque su esencia es servir a la cooperación y al trabajo colaborativo que construye, no que destruye, es un elemento imprescindible para las relaciones productivas, no dañinas, y un cimiento que une a la sociedad fomentando la libertad del individuo dentro de la colectividad.

Visión de bien común
Es interesante destacar la evolución de la definición del concepto de empresa, que tradicionalmente se ha descrito como un órgano de la sociedad cuyo objetivo principal era la obtención de beneficio. Por supuesto, sin un rédito económico la empresa perdería su razón de ser y no justificaría su existencia. Pero lo que sucede es que el término económico nos sumerge demasiado en las garras de lo económico y puede dejar de lado esa labor de agente social que debe tener una organización.

“No podemos seguir levantando empresas con un único enfoque: el económico”

Para ir más allá y darle a la empresa un cambio de orientación podemos transformar el sentido de la definición de manera exponencial con sólo sustituir la palabra ‘beneficio’ por ‘valor’. Este simple ejercicio encierra un nuevo paradigma y una ampliación de la visión empresarial, hasta hace poco desconocida.

No podemos seguir levantando empresas con un único enfoque: el económico. Las organizaciones deben ser centros de desarrollo de personas, ejes de evolución de la sociedad, motores generadores de valor, capaces de satisfacer los intereses de todos los grupos con los que se relaciona y, por supuesto, deben estar impulsadas por una gestión ética.

Esta nueva visión de bien común implica una reorganización del mapa mental de empresarios y directivos, un cambio cultural y organizativo y una amplitud de miras que hasta ahora no se había tenido en cuenta. Aquí ya no hay cabida para las dobles morales, las presiones fruto del cortoplacismo más egoísta, las manipulaciones deliberadas y demás malas prácticas que contaminan la cadena organizativa y trastornan mentalmente a todos los que tienen la mala suerte de estar cerca de personas dominadas por estos peligrosos comportamientos.

Las empresas no son islas en medio de ninguna parte. Están integradas en un ecosistema y, como pieza del mosaico, sus acciones tienen repercusiones en la sociedad. Introducen modelos de conducta, pautas de comportamiento y generan opinión.

Extracto del artículo "Comunicación para una ciudadanía constructiva" ,publicado en el Nº 25 de la revista de Recursos Humanos AprendeRH.

Comentarios

Añadir comentarios en este artículo.
Para participar en los comentarios deber logearse o crearse una cuenta de usuario.
Login
email
clave
Grupo RHM de Comunicación
rrhhmagazine.com - Recursos Humanos
canalrrhh.com - Videos de RRHH
postgradum.com - Masters RRHH
empresaformacion.com - Formación Subvencionada
guiarrhh.com - Directorio RRHH
red social latina - Redes Sociales RRHH
Grupo RHM
evaluacionesrh.com - Software RRHH
quienesquienrh.com - Directores de RRHH
RaúlPírizWordpress.com - Blog Recursos Humanos
rhmediciones.com - Libros Recursos Humanos
red social española - Redes Sociales RRHH
Quiénes somosColaboradoresQué ofrecemosAviso LegalContactar
©Copyright rrhhMagazine Atención al cliente: Tfno.: 902 366 132 • Lunes a Viernes de 8 a 15h.