· 32220 Suscriptores · 2204 Usuarios Conectados
RSE
RSS
Búsqueda

Articulos

La peligrosa espiral del miedo

29/01/2015
Visitas: 1857
Secciones:

Riesgos laborales

,

Psicología

Miedo, miedo, miedo…  es la palabra que durante los últimos meses escucho con más frecuencia en la calle, en el trabajo, cuando estoy con mis amigos e incluso con la familia.

La semana pasada estaba en casa viendo un telediario mientras mis hijos jugaban con sus muñecos en el suelo de espaldas al televisor y  ajenos (o eso creía yo) a lo que pasaba a su alrededor. Tras un reportaje sobre un incendio difícil de controlar y una noticia de una manifestación que había tenido incidentes muy violentos, mi hijo de ocho años dejó los muñecos en el suelo, me miró fijamente y me dijo: “Mamá, el mundo me da miedo”. Tras quedarme impactada durante unos segundos y ver la cara de susto que también tenía su hermano pequeño al escucharle, les expliqué a las dos caritas que me miraban con cierta angustia que eran hechos excepcionales, motivo por el que eran una noticia y hablamos durante un rato de la información que habían escuchado hasta que se quedaron tranquilos y volvieron a su juego.
 
Mis hijos esperan de mí seguridad y cuando tienen un temor necesitan que les genere confianza y tranquilidad, no que aumente su miedo o les infunda otros nuevos, esto es de sentido común ¿no? ¿Y en el ámbito profesional? ¿La empresa fomenta el miedo, o se esfuerza por generar confianza entre sus profesionales cuando se sienten asustados?
Las personas que trabajan en una empresa tienen numerosos miedos, lo cual no es extraño, sobre todo teniendo en cuenta los mensajes tan dañinos que algunos políticos sueltan como si nada, los titulares y las fotos que destacan los periódicos a diario o las imágenes que se repiten con demasiada frecuencia en televisión. 
Miedo a perder el trabajo, miedo a una reducción de plantilla, miedo a no cobrar la próxima nómina, miedo a una fusión, miedo al futuro incierto de la empresa, miedo al fracaso, miedo a la bajada de salario, miedo a un cambio de puesto… MIEDO.
El miedo ha sido utilizado como mecanismo de control y dominación social durante mucho tiempo. Hemos vivido tantos siglos en la cultura del miedo y con un sistema de control absolutamente férreo en las empresas, que ahora  cuesta mucho romper con ello. En algunas ocasiones, ni siquiera existe la intención de acabar con este modelo obsoleto.
El miedo bloquea, paraliza, anula la creatividad, impide el crecimiento de una organización y el desarrollo profesional. El miedo genera inseguridad, percibimos el entorno más agresivo y  provoca que entremos en una dinámica peligrosa: la espiral del miedo. Los temores van generando otros nuevos y empiezan a crecer de manera indefinida, alejándonos de un estado donde podemos hacer algo constructivo y enfrentarnos a nuestros propios miedos, para poder romper esta espiral. Como dijo Sófocles: “Para quien tiene miedo todo son ruidos”.
Tampoco ayuda la figura del miedoso tóxico que hay en cada empresa. Es quien suele buscar a personas con quien compartir y reforzar su miedo y huye del optimista. Prefiere adoptar una actitud crítica y/o derrotista y para ello necesita rodearse de gente afín. De manera inconsciente va en busca de malas noticias, rumores y nuevos temores. Y para el resto de compañeros, es más fácil dejarse influir por estas emociones negativas que contagiarse de alguien que contempla la vida con una actitud más positiva. Puede darse la situación paradójica de que alguien que no sienta miedo y se muestre proactivo y dinámico pueda hacer sentirse amenazado al miedoso tóxico. Si además coincide que el miedoso tóxico es un directivo o un mando intermedio, su influjo nocivo en el ambiente laboral se multiplica por 100.
Como dice Pilar Jericó en su fantástico libro No miedo en la empresa y en la vida, sólo quien tiene poder puede generar miedo, por lo tanto el propagar un ambiente de confianza y deshacerse de una gestión basada en el miedo es responsabilidad de la dirección de la empresa. Es la que debe trabajar para contar con líderes emocionalmente inteligentes que hagan crecer a sus equipos y que generen confianza, la clave para luchar contra el miedo.
 
¡Qué peligrosa es la incertidumbre en una empresa! ¡Cuánto daño hacen quienes creen que la información es poder! Las organizaciones son muy porosas y difícilmente la información que la dirección no quiere compartir se queda ahí. Lo peor es que cuando llega a los niveles inferiores del organigrama, el mensaje tiene poco que ver con el original, se ha deteriorado mucho más.
El lenguaje que utiliza la dirección de la empresa cuando habla con sus empleados, la escasez de comunicación, la falta de coherencia entre el discurso y el comportamiento y la inseguridad que produce, alimenta los miedos de la organización y crea otros nuevos.
La responsabilidad social corporativa tan en boga los últimos años, implica que la empresa es responsable, entre otras cuestiones, de mantener un clima laboral sano y de la seguridad y el bienestar físico y psíquico de sus trabajadores. La dirección juega un papel fundamental y del tipo de liderazgo que se ejerza y se promueva, dependerá en gran medida el ambiente de trabajo.
Pero si este argumento no resulta lo suficientemente convincente para algún CEO, quizás sí lo sea uno de carácter económico. El clima laboral es un factor que tiene una elevadísima incidencia en la productividad de la organización. Los profesionales no pueden dar lo mejor de sí mismos si no están comprometidos y sin confianza no puede existir compromiso.
Si queremos tener trabajadores comprometidos con la organización tendremos que buscar un diálogo abierto y transparente con ellos para ganarnos su credibilidad y reforzar esta credibilidad ganada con el resto de políticas de la empresa.
Ser un buen profesional está condicionado por el ambiente de trabajo y todos somos responsables de generar un ambiente positivo, independientemente de cuál sea nuestro puesto de trabajo. 
El estado de ánimo se contagia a nuestros colaboradores y compañeros, así que por qué no reflexionamos sobre qué estamos transmitiendo a los demás.
"El miedo representa siempre las cosas bajo su peor aspecto."
                                                                                                           Tito Livio

Comentarios

Añadir comentarios en este artículo.
Para participar en los comentarios deber logearse o crearse una cuenta de usuario.
Login
email
clave

Ultimos Articulos

19/09/2017 - Los Momentos de la Verdad en Recursos Humanos - Ángel Largo
07/06/2017 - La Credibilidad profesional - Ángel Largo
26/05/2017 - Ser feliz es una decisión solo apta para valientes - Sonia Rodríguez Muriel
Grupo RHM de Comunicación
rrhhmagazine.com - Recursos Humanos
canalrrhh.com - Videos de RRHH
postgradum.com - Masters RRHH
empresaformacion.com - Formación Subvencionada
guiarrhh.com - Directorio RRHH
red social latina - Redes Sociales RRHH
Grupo RHM
evaluacionesrh.com - Software RRHH
quienesquienrh.com - Directores de RRHH
RaúlPírizWordpress.com - Blog Recursos Humanos
rhmediciones.com - Libros Recursos Humanos
red social española - Redes Sociales RRHH
Quiénes somosColaboradoresQué ofrecemosAviso LegalContactar
©Copyright rrhhMagazine Atención al cliente: Tfno.: 902 366 132 • Lunes a Viernes de 8 a 15h.