· 32237 Suscriptores · 4759 Usuarios Conectados
RSE
RSS
Búsqueda

Articulos

Mi empresa es muy especial

Ángel Largo - 05/11/2015
Visitas: 3380
Secciones:

RSE

,

Psicología

Si me hubieran dado 1 € cada vez que hubiera escuchado esa frase en mis 25 años como profesional hoy seguramente tendría una situación económica muy desahogada.

Y es que en mis largas conversaciones profesionales tarde o temprano sale la repetida frase: “Es que tú no sabes lo especial que es mi compañía” (clin, clin caja resuena en mi cerebro. Nota mental: Pedir el euro de todas maneras). Normalmente me gusta escuchar las “peculiaridades” de cada empresa, y si el interlocutor o interlocutora no es muy pesada y aburrida dejo que desarrolle su hipótesis de lo “diferente” que es su organización respecto a las demás.

Lo primero que me encuentro es que me hablan de la organización como un Ser Vivo, con capacidad para hacer cosas, tomar decisiones, dirigir vidas y gestionar asuntos. Frases tipo como:

-          “Es que mi empresa tiene unas cosas”

-          “En mi empresa se hacen las cosas muy mal”

-          “En esta compañía se suelen hacer las cosas de manera muy peculiar”

-          “Mi empresa no mira por sus empleados solo por sus intereses”

¡¡¡Pero de quien estamos hablando¡¡¡¡. Las empresas estan compuestas de Personas que integran a toda la organización, lo que supone que los que hacen esas “cosas” son los Seres Humanos, no la Empresa. A lo que me pregunto ¿Todas las personas se comportan de la misma manera?. Es como si los integraran un chip al entrar en la empresa para que se adapten a unos comportamientos establecidos, que posiblemente controle un “ordenador central” que emite ordenes por ondas alfa, imperceptibles para el ser humano pero si por los perros, para que cualquiera que tiene responsabilidad en esa organización se comporte tal y como espera el “Gran Hermano” que dirige las operaciones.

Lo que seguramente si influye en el comportamiento es la Cultura de la organización, que está formada por los hábitos desarrollados a lo largo del histórico y que son aceptados por todos como parte del Comportamiento que se debe tener en esa organización.

Esta forma de actuar me recuerda al Experimento de los monos y los plátanos, donde unos monos tenían al final de una escalera unos plátanos y cuando alguien subía a por ellos les daban una ducha de agua fría. Pronto los monos comprendieron que eso suponía un castigo, y si alguno de ellos intentaba subir a por la comida le golpeaban. Pronto fueron eliminando monos, sacándoles de su habitáculo y sustituyéndolo por nuevos, y el novato que no sabía cuál era el castigo intentaba subir mientras los otros le golpeaban antes de que llegara a su objetivo. Poco a poco fueron sustituyendo monos hasta que no quedo ninguno del experimento inicial, cuando el último entro y se intentó subir a la escalera le golpearon y ninguno de ellos lo volvió a intentar. En las organizaciones pasa algo parecido cuando todos se comportan igual y alguien pregunta “¿Por qué hacemos esto así?” y se encuentra con la respuesta “No sé, aquí siempre se ha hecho igual”. Estoy convencido de que muchos refranes han hecho mucho daño en el mundo, este aplicado a la organización es posible que también “Allá donde fueres haz lo que vieres”. Vamos que ser diferente y querer hacer las cosas distintas puede ser penalizado. Os dejo con el video de los monos que es mucho más ilustrativo que mi explicación.

Después de conversar con multitud de personas en las empresas, directivos, empleados, directores generales, CEOS, mandos intermedios y personal operario, he llegado a la conclusión de que, aunque existen peculiaridades en todas las organizaciones, existen patrones que se repiten en cada una de las empresas. Son los siguientes:

  • Mi jefe es una persona muy especial ¿Y quién no?. Todos somos únicos y diferentes. Pero bajo esta frase se esconde una queja, una amargura y una creencia de que nosotros podríamos hacer las cosas mejor que nuestro jefe/jefa.
  • Mi empresa es diferente al resto. Todas lo son. Están compuestas por un grupo de personas diferentes entre sí, con entornos distintos, con un histórico definido y con unas circunstancias que los diferencian del resto. Si a esto le intentamos dar un Modelo de empresa esto es absolutamente inviable, ya que en cada casa se hacen las cosas de una manera, y eso es lo que aporta valor diferencial. Si estamos pensando en “Empresas Modelo” retomo un refrán (mira que acabo de decir que algunos hacen daño) que les digo a todas las personas “En todos los sitios cuecen habas” que quiere decir que todas las empresas tienen cosas que pueden mejorar o que no son del todo perfectas.
  • Aquí solo importan los resultados. Desde hace tiempo vengo repitiendo el mismo Mantra: “Las empresas tienen ánimo de lucro, y sin eso no podrían sobrevivir”. Esto se traduce en que sin resultados no existen ganancias, sin ganancias no se puede pagar a los empleados, sin empleados no hay organización. Esta cadena implica que los resultados son necesarios para que existan los puestos de trabajo. Lo importante es que los resultados sean bajo unos criterios Éticos y unas normas Morales. Importa el QUE pero también el COMO. Las formas y el Respeto son importantes para alcanzar resultados. La fórmula equivocada es que como hay resultados las formas se pueden perder o flexibilizar hacia la falta de respeto, tal y como anuncie en un artículo anterior titulado El Triunfo de los Maleducados
  • Este Sector es muy peculiar. Casi todos los sectores tienen sus peculiaridades. Lo curioso del caso que cuando conoces diferentes sectores, y esa es la suerte que he tenido, descubres que algunas de las peculiaridades se repiten en diferentes sectores, y que muchas de estas “especialidades” tienen más que ver con las Personas que con el entorno sectorial y empresarial. Un empresario que utiliza métodos de gestión paternalista o dictatorial, los suele utilizar en su sector o en otros sectores. La prueba de esto es de empresarios que han realizado proyectos en diferentes sectores y que han implantado su forma de actuar allí donde se implantaban. Hace poco escuche una frase que decía “Este sector es casposo”. La “caspa” está basada en lo cutre, lo antiguo, lo obsoleto. Está bien que veamos la caspa en los demás, pero ¿Por qué no nos sacudimos el pelo (quien lo tenga) de vez en cuando a ver que cae?. Ya lo dijo Jesucristo hace unos miles de años “No mires la mota de polvo en el ojo ajeno y date cuenta de la viga en tu propio ojo” (no es literal pero es para el contexto).

Poco a poco estoy viendo que se están perdiendo estas muletillas entre los profesionales que han tenido experiencias en diferentes empresas y sectores, como ya está siendo habitual frente a tener toda una carrera profesional en la misma organización. Esta capacidad de Comparativa les otorga un criterio donde se aproximan más a mi frase “En todos los sitios cuecen habas”. Es por ello que las peculiaridades se distinguen enseguida, y yo como creyente del Ser Humano, creo que estás formas diferentes, cuando tienen un ámbito negativo, se pueden corregir y mejorar.

¿Y tú empresa es peculiar?

Comentarios

Añadir comentarios en este artículo.
Para participar en los comentarios deber logearse o crearse una cuenta de usuario.
Login
email
clave

Ultimos Articulos

19/09/2017 - Los Momentos de la Verdad en Recursos Humanos - Ángel Largo
07/06/2017 - La Credibilidad profesional - Ángel Largo
26/05/2017 - Ser feliz es una decisión solo apta para valientes - Sonia Rodríguez Muriel
Grupo RHM de Comunicación
rrhhmagazine.com - Recursos Humanos
canalrrhh.com - Videos de RRHH
postgradum.com - Masters RRHH
empresaformacion.com - Formación Subvencionada
guiarrhh.com - Directorio RRHH
red social latina - Redes Sociales RRHH
Grupo RHM
evaluacionesrh.com - Software RRHH
quienesquienrh.com - Directores de RRHH
RaúlPírizWordpress.com - Blog Recursos Humanos
rhmediciones.com - Libros Recursos Humanos
red social española - Redes Sociales RRHH
Quiénes somosColaboradoresQué ofrecemosAviso LegalContactar
©Copyright rrhhMagazine Atención al cliente: Tfno.: 902 366 132 • Lunes a Viernes de 8 a 15h.