· 32701 Suscriptores · 469 Usuarios Conectados
RSE
RSS
Búsqueda

Articulos

La Brecha Digital

Sara Bosch Brinques - 24/10/2005
Secciones:

RRHH

,

Gestión del conocimiento

Llamamos brecha digital a la separación que existe entre países y comunidades que utilizan las nuevas Tecnologías de la Información y Comunicaciones (TIC) como parte rutinaria de su vida. A esta clasificación también debemos añadir aquellas personas que tienen acceso a dicha tecnología cuando ésta no está a su alcance o no sabe utilizarla.

No obstante, la brecha digital no se relaciona solamente con aspectos exclusivamente de carácter tecnológico; es un reflejo de una combinación de factores socioeconómicos y, en particular, de limitaciones y falta de infraestructura de telecomunicaciones e informática.

Una muestra de la preocupación que suscita el problema radica en la celebración de la Primera Cumbre de la Sociedad de la Información auspiciada por Naciones Unidas el pasado 12 de diciembre de 2004. Delegados de más de 170 países, entre ellos varios jefes de estado y de gobierno, intentaron resolver los problemas que se derivan de la brecha digital. Los participantes en la reunión, celebrada en Ginebra, acordaron establecer un fondo de ayuda de carácter voluntario para aquellos países que más necesitaran beneficiarse de las nuevas tecnologías.

Otras iniciativas propuestas durante la cumbre fueron las de Microsoft (con una aportación de US $2.000 millones en cinco años) y la del grupo de Naciones Unidas para la tecnología de la información, compuesto por Irlanda, Canadá, Suecia y Suiza (quienes anunciaron un programa de educación electrónica a distancia de US $80 millones en su primera fase). La segunda etapa de esta cumbre internacional sobre la Sociedad de la Información está prevista para el próximo noviembre de 2005 en Túnez.

La situación de España

Cuando hablamos de brecha digital hablamos de una realidad tangible en España, país que en la actualidad se sitúa un 14% por debajo de la media europea en acceso a Internet. Diversos estudios apuntan hacia la desventaja en que se sitúa nuestro país en materia de nuevas Tecnologías de la Información y Comunicaciones (TIC). Por ello, en el año 2000 se crea la Entidad Pública Empresarial Red.es, adscrita al Ministerio de Ciencia y Tecnología a través de la Secretaría de Estado de Telecomunicaciones y para la Sociedad de la Información. Red.es tiene legalmente encomendadas una serie de funciones con el objeto de contribuir al desarrollo de las telecomunicaciones y la sociedad de la información en nuestro país.

Los datos son significativos: el 25% de hogares españoles tiene acceso a la red, frente a la media europea que se sitúa en el 40%. En esta línea, destaca el retraso español en el área empresarial: el año pasado, las empresas con sitio web eran el 33% pero sólo el 6% lo utilizó para vender por internet, y ello pese a que el 1’34% de la inversión publicitaria se realizó a través de este medio (un 3’1 % más que la media europea).

"El índice de penetración de Internet en los hogares es un importante indicador del grado de desarrollo social, económico y tecnológico de una nación."

Por otro lado, España ha experimentado avances en indicadores tecnológicos y de la sociedad de la información. Según diversos estudios, el crecimiento experimentado se sitúa en un ritmo superior al del conjunto de la UE y cuenta con infraestructuras y terminales adecuados, aunque el grado de utilización de los servicios requiere aún de un importante esfuerzo para alcanzar la convergencia europea. Si bien es cierto que mantiene un buen ritmo de crecimiento, aún le queda camino para alcanzar la media europea en cuanto a alfabetización digital y aprendizaje individual se refiere.

Las investigaciones demuestran que el 74% de los trabajadores hace uso de sus capacidades tecnológicas en su puesto de trabajo. Con objeto de ampliar su oferta de incentivos, muchas compañías recurren a las Programas HCI, una iniciativa soportada por beneficios fiscales, que persigue que los empleados se familiaricen y adopten la tecnología a través del uso en casa de ordenadores conectados a Internet. El programa HCI permite a los empleados y a sus familias disfrutar de un equipo informático en su hogar en unas condiciones muy ventajosas, dentro de un programa de formación.

El índice de penetración de Internet en los hogares es un importante indicador del grado de desarrollo social, económico y tecnológico de una nación. El uso de la tecnología beneficia igualmente a ciudadanos, empresas y gobiernos, es decir, a los tres actores principales responsables del progreso de toda sociedad.

"Ante las presiones competitivas que se agrupan bajo la bandera de la globalización, las compañías no tienen otra opción que reducir sus costes, apostar por la calidad y ser intolerantes con la baja productividad y la escasa fiabilidad."

Las iniciativas que desarrollan los Programas HCI se presentan, cada vez más, como un claro motor del desarrollo económico. Estudios realizados por distintos gobiernos europeos, instituciones independientes y empresas multinacionales demuestran cómo las Tecnologías de la Información y las Comunicaciones y la productividad, tanto personal como empresarial, están estrechamente ligadas.

Las condiciones actuales para los negocios —crecimiento errático, incertidumbre de mercado, cambios tan rápidos como impredecibles, clientes exigentes, reguladores e inversores— están marcando una nueva forma de enfrentarse al mundo empresarial. Ante las presiones competitivas que se agrupan bajo la bandera de la globalización, las compañías no tienen otra opción que reducir sus costes, apostar por la calidad y ser intolerantes con la baja productividad y la escasa fiabilidad. La dirección no puede permitir que el rendimiento decaiga. Debe trabajar para impulsar la organización hacia adelante: tiene que forzar el ritmo del cambio y tratar de rebajar los gastos.

La clave reside en invertir en aquellos activos o capacidades que los competidores tengan dificultad para imitar. La fuerza competitiva descansa, por lo tanto, en la capacidad para generar, aplicar y explotar un saber hacer distintivo en lo que a tecnología, procesos y clientes se refiere. La presión para innovar tiene una dimensión global intrínseca: hay que renovar la receta en la que se basan los negocios. La creatividad no responde bien ante una gestión estricta del rendimiento y del cambio por parte de la dirección: está comprobado que las personas son más innovadoras no cuando se les empuja a ello, sino cuando se les atrae con oportunidades o tecnologías novedosas.

Comentarios

Añadir comentarios en este artículo.
Para participar en los comentarios deber logearse o crearse una cuenta de usuario.
Login
email
clave
Grupo RHM de Comunicación
rrhhmagazine.com - Recursos Humanos
canalrrhh.com - Videos de RRHH
postgradum.com - Masters RRHH
empresaformacion.com - Formación Subvencionada
guiarrhh.com - Directorio RRHH
red social latina - Redes Sociales RRHH
Grupo RHM
evaluacionesrh.com - Software RRHH
quienesquienrh.com - Directores de RRHH
RaúlPírizWordpress.com - Blog Recursos Humanos
rhmediciones.com - Libros Recursos Humanos
red social española - Redes Sociales RRHH
Quiénes somosColaboradoresQué ofrecemosAviso LegalContactar
©Copyright rrhhMagazine Atención al cliente: Tfno.: 902 366 132 • Lunes a Viernes de 8 a 15h.