· 32657 Suscriptores · 932 Usuarios Conectados
RSE
RSS
Búsqueda

Articulos

Atracción del Talento y Responsabilidad Social Corporativa en la PYME (II Parte)

Lucio A. Muñoz - 11/10/2007
Secciones:

RRHH

,

Conciliación

,

Management

2. MODELO DE NEGOCIO SOCIALMENTE RESPONSABLE PARA ATRAER Y RETENER AL “TALENTO”

Los profesionales dotados de la máxima cualificación o preparación, en general, poseen inquietudes sociales cada vez más pronunciadas, tienen más sensibilidad y sentimientos proteccionistas en materia medioambiental, así como una mayor consciencia sobre los valores morales y principios éticos aplicados al mundo de los negocios. Además, respetan absolutamente los derechos de las personas, creen en las posibilidades de equilibrar la vida profesional con la personal y familiar, valoran su tiempo y su vida al margen del trabajo y solicitan un “salario emocional” y un “contrato psicológico”.

Asimismo, necesitan formación especializada para poder desarrollarse profesionalmente, estiman la autorrealización como un valor innegociable, abogan por un tratamiento personalizado y humano y piensan que la solidaridad es compatible con el beneficio económico etc.; en definitiva, demandan de las empresas políticas de Responsabilidad Social que culminen en la creación de culturas corporativas que aglutinen todas sus peticiones vitales, sociales, económicas y laborales.

Las pymes que consigan sintonizar o conectar con estas exigencias, con esta mentalidad y perfil tendrán la posibilidad de captarlos, retenerlos e invertir en ellos, a cambio, obtendrán la excelencia en el capital humano que conformará sus plantillas y la repercusión que ello conlleva a nivel productivo, competitivo y de negocio.

La gestión eficiente de políticas de Responsabilidad Social Corporativa en las empresas está directamente relacionada con un aumento de la competitividad, así lo afirma un informe elaborado por una prestigiosa escuela de negocios junto con el Accountability y el European Policy Center sobre “Competitividad responsable”. Ésta mejora en la competitividad se encuentra impulsada, entre otras causas, por la alta calidad del capital humano que elige como opción primaria para trabajar a las empresas que desarrollan las mencionadas políticas de Responsabilidad Social.

Igualmente y en sintonía con lo expuesto anteriormente, la gestión óptima de la Responsabilidad Social Corporativa afecta directa y positivamente a la rentabilidad de la empresa, y el informe “Responsabilidad Social Corporativa; Tendencias empresariales en España”, elaborado por una empresa internacional de servicios empresariales así lo confirma. Asimismo, otras conclusiones extraídas del referido informe dejan constancia de la conexión entre la visión del negocio a largo plazo y la gestión de la Responsabilidad Social, también hace referencia el mismo a la incorporación en la toma de decisiones de dicha gestión, de valores como la ética, la transparencia y la responsabilidad hacia la sociedad, argumentos, todos ellos, que actúan en clave de atracción del “talento”.

Las pymes que pretendan atraer a los citados profesionales cualificados deberán estructurar, adaptar y adecuar la organización, implantando políticas de Responsabilidad Social Corporativa de modo global y desarrollando políticas de Responsabilidad Social Corporativa Interna o de gestión sostenible de personas, al estilo, acorde y en consonancia con la mentalidad, las preferencias, las exigencias, los requisitos, la filosofía y la nueva concepción de entender el trabajo de los mismos.

En cuanto a las políticas de Responsabilidad Social Corporativa o Empresarial, a nivel global e integral, de modo institucional y corporativo, que puede adoptar la pyme con el objetivo de atraer, captar y retener al “talento”, citaremos aquellas que son especialmente relevantes, aunque, básicamente, sin realizar una exhaustiva explicación de las mismas:

1. Plan Estratégico para gestionar adecuadamente determinados activos intangibles como la transparencia, la reputación y la imagen corporativa.Para ello, se debe crear una marca social, responsable, honesta, solidaria, creíble y con identidad propia, asociada a los valores que propugna la Responsabilidad Social Corporativa, que debe ser percibida como tal por el mercado, de forma general, y por el “talento”, de manera particular. Es sumamente importante que la proyección que refleje la marca y el posicionamiento de la misma tenga consistencia real y no sea simplemente maquillaje propiciado por el “marketing vivencial - social” y el “branding emocional”, puesto que, al “target” o público objetivo al que se dirige el mensaje, es decir, al “talento”, no se le puede defraudar.

Se debe invertir en la marca, reforzarla permanentemente. Es un procedimiento a largo plazo, costoso, pero rentable; de esta manera, los costes de inversión se programarán de forma progresiva ya que el “talento” tiene que imaginar, por mediación de un corporativo y sencillo mensaje emocional, transmitido por la marca, la manera de trabajar que encontrará en la empresa, el trato y los beneficios que recibirá, el futuro que tendrá, etc.

2. Crear “Empresas de Código Abierto”; entidades capaces de mantener relaciones transparentes y socialmente responsables con los diferentes grupos de interés o “stakeholders” que interactúan con ellas.

3. La cultura corporativa debe ser un elenco conformado por múltiples elementos favorecedores y atrayentes para el “talento”, tales como, un código de valores real y no, únicamente, “ideal”. Además de practicar verdaderas políticas de Responsabilidad Social, que identifiquen y distingan a la pyme, y desarrollar sistemas de orientación hacia resultados, el trabajo en equipo, la innovación, la creatividad, la gestión de la diversidad, la comunicación, el liderazgo moderno, etc.

4. La misión de la pyme, de forma accesoria y suplementaria al objetivo de generar beneficio, empleo, negocio, rentabilidad, desarrollar una estrategia, lograr una meta o fin concreto, etc. Las pyme tendrá que poseer un ulterior propósito, de tipo social, que resulte atractivo y enriquecedor para el “talento”, que proporcione a la organización un significado verdadero, al margen de ganar dinero.

5. Cuidar los aspectos referentes al “Buen Gobierno Corporativo” en la pyme. Adoptar determinadas pautas de gobierno corporativo es beneficioso para el perfecto funcionamiento de las entidades. No existe obligación de hacerlo, pero seguir adecuados parámetros o criterios recogidos en códigos de buen gobierno representa un valor reconocido de transparencia y coherencia.

6. Diseñar un “Plan de Compras Responsables” o un “Plan de adquisiciones sostenibles a proveedores” y comprobar que se cumple con las exigencias en materia de Responsabilidad Social respecto a la cadena de suministro de la pyme.

7. Integrar prácticas eco-eficientes, comportamientos responsables y de protección del entorno medioambiental en los procesos productivos de la empresa, mantener un compromiso ecológico en todos los niveles, adoptar políticas de reciclaje, apostar por las energías renovables, etc., definitivamente, implantar una cultura de gestión medioambiental, mejora de la biodiversidad y de desarrollo sostenible.

8. Establecer un “Código Ético”, “Código de Valores”, “Código de Conducta” o “Código de Buenas Prácticas Empresariales” e instaurarlo en la estructura organizacional de la pyme.

La conexión entre la coherencia en los valores corporativos e institucionales de la pyme, la ejecución de los mismos por parte de la empresa y los valores personales y profesionales del “talento” es básica para crear compromiso e identificación de los profesionales cualificados con el proyecto empresarial. El “Código Ético”, es decir, los principios corporativos de la empresa sobre Recursos Humanos, administración de la sociedad, regulación de conflictos de interés, relaciones laborales, acceso a información confidencial, obligaciones de no discriminación en materia de igualdad, Prevención de Riesgos Laborales, etc, se deben implantar de forma unilateral en la empresa y se debe comunicar a través de todos los medios disponibles: web corporativa, Intranet, etc.

Dicho código solamente será consistente si tiene validación en el convenio colectivo, si incluye el régimen disciplinario, del mismo modo, es posible incorporar el código al contrato de trabajo, siempre que los empleados acepten el mismo y las condiciones implícitas que acarrea.

9. Diseñar un “Planning de Inversiones Responsable”, invertir con arreglo a valores éticos.

10. Conjuntamente con el Plan de Marketing de la empresa, incluido éste en el Business Plan de la misma, estructurar un “Plan de Marketing Social” que ayude, de manera responsable, real y fideligna, a comunicar y rentabilizar económicamente la acción social de la pyme.

Para acceder a la primera parte del este artículo Haga clic aquí

Comentarios

Añadir comentarios en este artículo.
Para participar en los comentarios deber logearse o crearse una cuenta de usuario.
Login
email
clave
Grupo RHM de Comunicación
rrhhmagazine.com - Recursos Humanos
canalrrhh.com - Videos de RRHH
postgradum.com - Masters RRHH
empresaformacion.com - Formación Subvencionada
guiarrhh.com - Directorio RRHH
red social latina - Redes Sociales RRHH
Grupo RHM
evaluacionesrh.com - Software RRHH
quienesquienrh.com - Directores de RRHH
RaúlPírizWordpress.com - Blog Recursos Humanos
rhmediciones.com - Libros Recursos Humanos
red social española - Redes Sociales RRHH
Quiénes somosColaboradoresQué ofrecemosAviso LegalContactar
©Copyright rrhhMagazine Atención al cliente: Tfno.: 902 366 132 • Lunes a Viernes de 8 a 15h.