· 32227 Suscriptores · 3457 Usuarios Conectados
RSE
RSS
Búsqueda

Noticias

RRHH: España se rompe, pero no por Cataluña, sino por los salarios

10/11/2017 - El Confidencial
Visitas: 475

La (improbable) independencia de Cataluña está sobre la mesa. Pero hay otra brecha mucho más sutil que está avanzando de forma silenciosa. Y que tiene que ver con los salarios. La España económica es cada vez más divergente. Hasta el punto de que los salarios en el País Vasco son ya un 38,5% más elevados que en Extremadura, es decir, casi tres puntos más que en 2011. Es más, en tan solo tres comunidades autónomas —País Vasco, Navarra y Madrid— el salario medio supera ampliamente los 2.000 euros mensuales brutos, mientras que en Murcia y Extremadura no alcanza los 1.700 euros. Existe, por lo tanto, un distancia de más de 300 euros al mes, que multiplicados por 14 pagas suponen una diferencia salarial de 4.200 euros al año.

Los datos aparecen en la distribución por deciles salariales recogidos a la luz de la Encuesta de Población Activa (EPA), y lo que reflejan en el fondo es la especialización productiva de cada región española, lo que explica la creciente divergencia salarial. Mientras en las comunidades del interior y del oeste de España, los salarios suben menos por el menor peso de la industria y de los servicios de alto valor añadido, donde los sueldos son más altos, en el noreste, las comunidades forales y Madrid crecen más como consecuencia de su estructura productiva.

De hecho, y como sostiene Estadística, la mayor concentración de salarios altos se sitúa en el País Vasco (45,2% de asalariados con nóminas por encima de 2.137 euros mensuales), Navarra (39,2%) y la Comunidad de Madrid (37,6%). Por el contrario, en el lado opuesto, las comunidades autónomas que tuvieron mayor porcentaje de asalariados concentrados en los deciles bajos de la escala —aquellos sueldos situados por debajo de 1.229 euros brutos al mes— fueron Murcia (41,6%), Extremadura (40,2%) y Andalucía (38,2%).

La diferencia, como se ha dicho, tiene que ver con la especialización productiva, toda vez que los salarios son muy diferentes en función de los sectores de actividad. Así, por ejemplo, mientras quienes trabajan en las actividades financieras (banca y seguros) o de suministro de energía (gas y electricidad) tienen unos ingresos superiores a los 3.000 euros mensuales, en la hostelería y la agricultura el salario medio se sitúa por debajo de los 1.200 euros mensuales.

El coste de la vida

La diferente estructura salarial entre regiones, sin embargo, oculta una realidad económicamente compleja, y que tiene que ver con el coste real de la vida. De hecho, se puede tender un salario más elevado y, por el contrario, tener menor capacidad de compra, y esto tiene mucho que ver con la evolución de los precios interiores, si bien en los últimos años, a consecuencia de la crisis, la inflación se ha comportado de una forma muy moderada. En los últimos años, base 100 en 2011, los precios han subido más en Cataluña y Baleares, mientras que en Canarias y Extremadura es donde menos han crecido. 

Los salarios, igualmente, tienen que ver con factores estructurales, como el nivel de desempleo. La presión salarial es mayor en las comunidades autónomas con menos desempleo —las empresas tienen que pagar más para contratar a un trabajador— o con la cualificación profesional.

Los niveles de formación, también, son la clave de bóveda de la estructura salarial. Los trabajos menos cualificados están, por lo general, peor pagados, mientras que, por el contrario, las empresas están obligadas a retribuir más por intentar retener talento o por hacer nuevos contratos. Influye también de forma determinante el nivel de empleo público en cada comunidad autónoma, toda vez que los asalariados de las distintas administraciones perciben, como media, unos ingresos muy superiores a los del sector privado.

En concreto, y según la Encuesta de Población Activa, el sueldo medio de los empleados públicos en 2016 se situó en 2.623 euros, muy por encima de los 1.694 del sector privado. Es decir, casi un 55% más. Y, lógicamente, cuanto más empleo público, más altos son los salarios medios. Extremadura, en este sentido, es un caso singular, ya que es la región con mayor porcentaje deempleo público, pero es, a la vez, donde los salarios son menores.

Hay que tener en cuenta, como sostiene el INE, que en el sector privado los trabajadores que obtuvieron un salario de más de 2.137 euros en 2016 fueron un 21,8%, mientras que un 63% de los trabajadores del sector público estuvo en este tramo de ingresos. En el sector público están incluidas todas las administraciones, así como las empresas públicas y tanto los trabajadores adscritos a Mutualidades como los que cotizan a la Seguridad Social.

Comentarios

Añadir comentarios en esta noticia.
Para participar en los comentarios deber logearse o crearse una cuenta de usuario.
Login
email
clave
Grupo RHM de Comunicación
rrhhmagazine.com - Recursos Humanos
canalrrhh.com - Videos de RRHH
postgradum.com - Masters RRHH
empresaformacion.com - Formación Subvencionada
guiarrhh.com - Directorio RRHH
red social latina - Redes Sociales RRHH
Grupo RHM
evaluacionesrh.com - Software RRHH
quienesquienrh.com - Directores de RRHH
RaúlPírizWordpress.com - Blog Recursos Humanos
rhmediciones.com - Libros Recursos Humanos
red social española - Redes Sociales RRHH
Quiénes somosColaboradoresQué ofrecemosAviso LegalContactar
©Copyright rrhhMagazine Atención al cliente: Tfno.: 902 366 132 • Lunes a Viernes de 8 a 15h.